Paso más tiempo en oración que en Internet, dice vicepresidente Mike Pence

No hay mejor psicoterapia que la oración, dice neurocientífica
August 12, 2019

Paso más tiempo en oración que en Internet, dice vicepresidente Mike Pence

Vicepresidente de EEUU Mike Pence

El vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence, está pidiendo a las personas que pasen más tiempo de rodillas en oración, que en redes sociales, especialmente cuando enfrentan desafíos.

Hablando con Alliance Defending Freedom (ADF), el vicepresidente abordó la controversia que rodeaba a su esposa, la Segunda Dama Karen Pence, a principios de este año cuando se enteró de que volvería a dictar un curso en una escuela cristiana en el norte de Virginia. Ella enseñó antes cuando él todavía era un congresista.

La Escuela Cristiana Immanuel en Annandale, Virginia, requiere la adhesión a una declaración de fe que incluye la enseñanza cristiana histórica sobre el matrimonio y la ética sexual. La institución les pide a los maestros y estudiantes que mantengan “un estilo de vida basado en los estándares bíblicos de conducta moral“. Gran parte de los medios seculares informaron esto como otro ejemplo del presunto desprecio de Pence hacia las personas LGBT.

Ante esto, Pence declaró: “Honestamente, no vimos que eso sucediera. Nuestros hijos fueron a esta escuela“, dijo Pence ante la audiencia durante una reunión con el presidente de las ADF, Michael Farris, refiriéndose a un comentarista de televisión que dijo que Pence debería haberlo hecho. Se suponía que la enseñanza de su esposa en una escuela cristiana sería “controvertida”.

Cuando se le preguntó cómo lidia con los críticos, respondió: “Primero, paso más tiempo de rodillas en oración que en Internet“.

Como creyentes, cristianos, tenemos el encargo de orar por nuestros seres queridos, pero también oramos por nuestros enemigos. Usted tiene muchas oportunidades en la política para hacer esto”, dijo. “El perdón es un gran regalo”.

Como él dijo, muchas veces desde que asumió el cargo, Pence explicó que el mayor honor de su vida era servir junto a un presidente que “permanece sin excusas” por el no nacido, y elogió el trabajo de su administración y aliados en el Congreso para aprobar e instituir varias políticas pro-vida.

El vicepresidente concluyó sus comentarios diciendo que el día más importante de su vida fue 1978, cuando recibió a Cristo.
Source: Acontecer Cristiano