Cientos de cristianos oran en el Capitolio de Texas por una ley que prohíba el aborto

Hombre sordo comienza a escuchar tras oración de pastor en aeropuerto
April 10, 2019
Niño de 11 años desiste de suicidio tras escuchar historias de la Biblia
April 10, 2019

Cientos de cristianos oran en el Capitolio de Texas por una ley que prohíba el aborto

Oración en el Capitolio de Texas por ley contra el aborto

EE.UU.- Cientos de cristianos cantaron himnos y oraron en el Capitolio de Texas, cuando los legisladores escuchaban los detalles de un proyecto de ley que prohibiría completamente la práctica del aborto.

Los cristianos entonaron himnos como “Sublime Gracia” en la Rotonda del Capitolio de Texas, seguido de discursos en defensa de la vida. El grupo provida, “Abolish Abortion Texas”, mostró en un video a varios activistas que gritaban “Igual protección para todos” y “Abolir el aborto”, durante la audiencia.

Además de los cánticos y las oraciones, un hombre, el activista provida Rusty Thomas, compartió un mensaje inspirador de la Biblia.

Thomas es el padre del difunto Jeremiah Thomas, un joven de 16 años cuyo último deseo era ver el aborto prohibido en su estado natal de Texas.

Al predicar el Salmo 2, Rusty pidió a los asistentes a “servir al Señor con temor y regocijarse en Él“.

“Bienaventurados los que confían en el Señor”, gritó, ante toda la Rotonda, para luego “arrodillarse ante el Señor de los ejércitos“.

“Todas las cosas son posibles”, declaró Rusty, mientras le suplicaba a Dios que terminara con el aborto en el estado de Texas.

La hermana menor de Jeremiah, Jubilee, de 11 años, fue una de varios niños que testificaron en la audiencia.

La Ley de Abolición del Aborto en Texas, HB 896, fue originalmente creada por el representante de Arlington Tony Tinderholt y emitiría una prohibición general del aborto, independientemente de las leyes federales en conflicto o las decisiones judiciales.

Parte del proyecto de ley, que busca otorgar derechos inalienables a los no nacidos, dice lo siguiente:

“Un niño humano vivo, desde el momento de la fertilización en la fusión de un espermatozoide humano con un óvulo humano, tiene los mismos derechos, poderes y privilegios que las leyes de este estado garantizan a cualquier otro niño humano”.
Source: Acontecer Cristiano