Dueña de Chick-fil-A revela que éxito de empresa está basado en principios bíblicos

Mujer se salva de bala perdida mientras estudiaba la Biblia durante tiroteo
March 13, 2019
Judíos donan $ 5 millones para ayudar a misioneros cristianos en África
March 15, 2019

Dueña de Chick-fil-A revela que éxito de empresa está basado en principios bíblicos

La dueña de la cadena de restaurantes Chick-fil-A, reveló que el éxito de la empresa fue posible, porque desde un principio estuvo basado en principios bíblicos.

Trudy Cathy White, la única hija de S. Truett Cathy, fundador de Chick-fil-A, escribió un libro donde cuenta las lecciones de vida más valiosas que su padre le enseñó y cómo Dios les bendijo grandemente y ayudó a enfrentar las dificultades a lo largo de las décadas.

El libro titulado Climb Every Mountain: Encontrando a Dios fiel en el viaje de la vida, narra la vida de la infancia de Trudy junto a sus dos hermanos en la granja de la familia en Georgia y detalla algunas de sus experiencias de adolescente. También cuenta cómo a los 19 años, convenció a su padre para que le permitiera dirigir un restaurante Chick-fil-A, donde conoció al que hoy es su esposo.

Trudy y su esposo John, sirvieron como misioneros en Brasil. Sus experiencias de trabajo en los Estados Unidos y con ministerios misioneros en el extranjero, les llevaron a fundar dos organizaciones sin fines de lucro, Lifeshape, que ofrece una multitud de proyectos de servicio en todo el mundo, y Impact 360 Institute, que ofrece becas anuales para equipar a los adultos y jóvenes “para convertirse en líderes sirvientes centrados en Cristo“.

Ella sintió que era hora de compartir la historia de su vida y sus memorias, abordando temas como la identidad, la paternidad piadosa, dejar un legado, la adversidad, el envejecimiento y hacer frente a la pena.

Trudy cuenta durante su infancia le enseñaron mucho sobre el amor de Dios y cuando tenía alrededor de 7 años y medio se dio cuenta que quería abrazar el tipo de amor que había escuchado de este Padre Celestial.

“Sabía que Jesús me ama, que había muerto en la Cruz por mí, y que Él me ofrecía el regalo de la vida eterna. Sabía que si creía eso, recibiría eso“, dijo en una entrevista a Chistian Post.

Trudy asegura que siempre Dios bendijo el negocio. “Mi papá construyó este negocio basado en principios bíblicos. Vi que sus decisiones en la empresa estaban acorde con los valores cristianos. Hay muchas cosas que nos enseña la Palabra de Dios y hemos podido ponerlas en práctica en nuestro negocio“, dijo.

Creo que en Chick-fil-A hemos tenido una claridad real del propósito de la empresa. Sabemos que estamos en el negocio para glorificar a Dios, siendo un administrador fiel de todo lo que Él nos ha confiado.
Source: Acontecer Cristiano