Pastores evangelizan en la selva a pesar de amenazas de guerrilleros en Colombia

Palabra "unción" es mal usado y poco entendido por evangélicos, dice pastor
July 1, 2018
Snoop Dogg lanza álbum de Gospel y dice: "Soy un cristiano nacido de nuevo”
July 9, 2018

Pastores evangelizan en la selva a pesar de amenazas de guerrilleros en Colombia

Misionero en la selva colombiana

Una iglesia en la selva colombiana permanece firme ante las amenazas de grupos guerrilleros, que han intentado erradicar el cristianismo en la región, sin conseguirlo.

La iglesia, que permanece como un símbolo de resistencia pacífica ante la violencia, la intimidación y la muerte, es dirigida por el pastor Andrés, (Nombre cambiado por seguridad) desde hace 15 años.

Cuando el padre de Andrés se convirtió a Cristo, él también hizo la decisión de dejar atrás la vida de productores de cocaína que tenían. “Cristo fue lo mejor que le sucedió a nuestra familia, pero también fue el camino para la persecución”, relata Andrés.

Cuando el padre de Andrés asumió el pastorado, ya había comenzado una época de gran persecución hacia las iglesias del sureste del país. Catorce iglesias habían sido cerradas, dos pastores muertos y muchos desplazados como resultado de las restricciones al Evangelio impuestas por los grupos guerrilleros.

Andrés creció en ese contexto de violencia, pero con una fuerte fe, aprendiendo a resistir en los tiempos de dificultades. Así, Andrés se convirtió en un evangelista y misionero, mientras su padre cuidaba a la congregación cristiana. A la muerte del pastor, el padre de Andrés, él asume la dirección de la iglesia con cerca de 100 miembros.

Hoy Andrés y su hermano Pablo dividen el ministerio en la iglesia y también de adentran en la selva para proclamar el mensaje del Evangelio, cargando Biblias para obsequiar, distribuyendo literatura cristiana y fortaleciendo a hermanos y hermanas perseguidos.

Ellos continúan siendo valientes y osados ​​en servir a Dios. A pesar de la persecución, la iglesia en la selva colombiana se fortalece por el favor de Dios.
Source: Acontecer Cristiano